Una de cada dos personas internadas en terapia intensiva sobrevive en Argentina

SOCIEDAD 11 de agosto de 2020 Por redaccion
La presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva asegura que entre un 50 y un 60% de los pacientes se recupera.
DSC_1374
foto Edgar Aguirre

Por otra parte, el Ministerio de Salud informó que en Argentina hay 1.569 camas de adultos ocupadas, que representan un 57,3% a nivel nacional y un 67,4% en el AMBA.

Una de cada dos personas que desarrollan una forma severa de coronavirus y requieren internación en unidades de terapia intensiva (UTI) sobrevivió en Argentina a pesar de sus comorbilidades y gracias a los cuidados y tratamientos recibidos, destacaron hoy especialistas, quienes sin embargo advirtieron que "se está llegando a una situación crítica" y que "existe un límite" para seguir expandiéndose "por el tiempo que requiere formar profesionales intensivistas".

"La posibilidad de proveer cuidados intensivos a un paciente Covid-19 que los requiere determina que tenga una probabilidad de sobrevivir cercana al 50% en Argentina", dijo el científico de datos Santiago Olszevicki en base a cifras oficiales del Ministerio de Salud.
Olszevicki explicó a Télam que "lo que quería mostrar con este dato es la cantidad de personas que se están salvando por tener acceso a estos cuidados; la saturación del sistema sanitario es tan temido, y con razón, porque gran parte de ese 50% no sobreviviría".

Para llegar a este valor, el analista agrupó la cantidad de ingresos a UTI por semana epidemiológica de apertura de caso y se fijó, de éstos, qué porcentaje no falleció al día de hoy.

"El valor real puede ser menor porque por un lado no sabemos que las personas hayan salido efectivamente de UTI al día de hoy y porque hay retraso, en particular en PBA, con la carga de los fallecidos. No obstante, para minimizar el riesgo de esas variables, tomé hasta la semana 25 (14-20 de junio) para hacer este análisis", indicó.

Por su parte, la presidenta de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva (SATI) y jefa de sala de terapia intensiva del Hospital San Martín, de La Plata, Rosa Reina, coincidió con la estadística y explicó que "quienes llegan a terapia intensiva con Covid-19 son, en su mayoría, pacientes que tienen comorbilidades que los ponen en condiciones de vulnerabilidad frente a este virus, y a cualquier otra infección".

Consultada sobre si una posible saturación del sistema de salud puede afectar esa estadística de "50 o 60 por ciento de pacientes que se recuperan", la médica intensivista señaló que "cuando las condiciones no son adecuadas eso tiene una incidencia en la sobrevida del paciente, eso nadie lo podría negar".
"El trabajo que se está haciendo es para que esto incida lo menos posible y que esa no sea la causa de la mortalidad de los pacientes", precisó.

El número de camas

El Ministerio de Salud informó esta mañana que en Argentina hay 1.569 camas de terapia intensiva de adultos ocupadas, que representan un 57,3 por ciento a nivel nacional y un 67,4 por ciento en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Según el último relevamiento de la SATI -que realiza dos veces por semana una encuesta en instituciones públicas y privadas que brindan sus datos en forma voluntaria-, en la Ciudad de Buenos Aires de un total de 652 camas se observó una tasa de ocupación del 85%, de las cuales 54% fueron pacientes con Covid-19 en tanto que un 67% de estos estaban con Asistencia Respiratoria Mecánica (ARM).

El informe, que aclara que es una muestra y no representa la totalidad de lo que sucede en Ciudad, fue realizado a partir de las respuestas del día 7 de agosto de 29 instituciones de salud: 8 públicas, que representa un tercio de los hospitales públicos existentes, y 21 privadas.

Considerando el sector público representado por 213 camas de UTI (conformado por seis hospitales del Gobierno de la Ciudad y dos universitarios), sólo el 11% de las camas estaba libre y de las ocupadas el 66% eran pacientes Covid19, de los cuales el 69% estaban en ARM. Además, la posibilidad de expansión de camas informada es del 1%.

Mientras que en el sector privado, de 439 camas de UTI, el 17% se encuentra libre, en tanto que de las ocupadas el 48% es con paciente Covid-19, de los cuales el 70% estaban en ARM. La posibilidad de expansión de camas informada es del 22%.
El trabajo señaló que, hasta el momento, no se evidencia déficit de ventiladores mecánicos en el sistema y aclaró que no es una estadística oficial.

En relación al Conurbano, del estudio de SATI participaron 16 instituciones (9 públicas y 7 privadas) y de un total de 313 camas, la tasa de ocupación es del 88% de las cuales 53% fueron pacientes Coivd-19 con un 78% de ARM.

En estas jurisdicciones, en el sector público representado por 161 camas de UTI, sólo el 10% de estaba libre y de las ocupadas el 60% eran pacientes Covid19, de los cuales el 80% estaban en ARM. La posibilidad de expansión de camas informada es del 2%.
En tanto, en el sector privado, de 152 camas de UTI, el 14% se encuentra libre, en tanto que de las ocupadas el 45% es con paciente Covid-19, de los cuales el 75% estaban en ARM y la posibilidad de expansión de camas informada es del 20%.

"Si bien este relevamiento es sólo una muestra, lo que a nosotros nos llega a la SATI es que la mayoría de las instituciones están arriba del 60% de ocupación e incluso algunas llegan 100%; aquellas que atienden mayor complejidad tienen ocupaciones que rondan el 80%; son muy pocos los centros de salud que están holgados de camas", señaló Reina.

En relación a la capacidad de expansión, la médica intensivista indicó que "la posibilidad de aumentar camas en terapia intensiva tiene un límite que es la cantidad de intensivistas es muy bajo, no puede acompañar una gran expansión; entonces puede figurar una cama con respirador pero si noy hay personal esa cama no está operativa".

Reina recordó que "médicos, enfermeros y kinesiólogos, que son las tres especialidades básicas en una terapia intensiva, tiene como mínimo tres años de formación más las prácticas; no se pueden formar estos profesionales rápidamente".
Finalmente, más allá de AMBA, la presidenta de la SATI indicó que "en Jujuy, Chaco, algunas ciudades de Ríos Negro, Córdoba y Mendoza también hay instituciones que se encuentran en una situación crítica en cuanto a camas".

TELAM Por Natalia Concina 

Te puede interesar