Femicidio en Tucumán: acosó durante años a su profesora de inglés, la mató a puñaladas y se suicidó

VIOLENCIA DE GÉNERO 31 de octubre de 2020 Por redaccion
Los allegados a la víctima aseguraron que el femicida estaba “obsesionado” con la docente. Este viernes la sorprendió en la calle y la atacó por la espalda.
123341893_3394343320681483_6722031120508379521_o

Un hombre asesinó a puñaladas a una mujer en pleno centro de la capital tucumana y, tras el femicidio, se suicidó ante un grupo de vecinos que le impidió escapar del lugar. La víctima, Paola Estefanía Tacacho, era profesora de inglés y el asesino, Mauricio Parada Parejas, había sido su alumno. Los allegados a la docente aseguran que él estaba “obsesionado” con ella y que la acosaba hace años.

El crimen ocurrió el viernes alrededor de las 21 en la calle Monteagudo al 500, en pleno centro de la capital provincial, cuando el agresor sorprendió a la víctima, atacándola por detrás y apuñalándola con un cuchillo en distintas partes del cuerpo. La cámara de seguridad de un local captó el momento en el que el hombre mantuvo una discusión con la mujer, que inmediatamente comenzó a caminar como para retirarse.

En ese momento, el femicida la tomó por la espada y la apuñaló varias veces. Después, la soltó e intentó escapar por la calle Santiago. Sin embargo, un grupo de vecinos que vio lo que ocurrió lo rodeó e impidió que se fuera del lugar, por lo que el hombre tomó el cuchillo, se lo clavó en el pecho y murió casi en el acto.

En tanto, otro grupo de vecinos socorrió a la mujer hasta que llegó la ambulancia, que la trasladó al Centro de Salud donde murió a raíz de las heridas ocasionadas por el ataque. “Un enfermero trató de ayudarla antes de que llegue la ambulancia, le hizo un torniquete y le contenía con sus manos la hemorragia, pero estaba muy mal, apenas podía respirar”, contó un vecino a medios locales.

El Ministerio Público Fiscal informó que, en las próximas horas, se realizará la autopsia de la víctima y del asesino. De acuerdo con un documento publicado en las redes sociales por la organización Ni Una Menos, ella era oriunda de Salta y, en 2015, había sido docente de Parada Parejas en un centro de estudios terciarios de Tucumán. Desde entonces, el asesino la acosaba y la amenazaba de muerte.

La mujer realizó distintas denuncias a la Justicia tucumana e incluso su familia hizo lo mismo en Salta, “pero no recibió respuestas". "Solo tenía una restricción de acercamiento que no impidió que el acosador cumpliera su cometido”, afirmó el documento de Ni Una Menos.

Conmoción y pedido de justicia
Varios exalumnos y colegas de la mujer expresaron su enojo y revelaron datos de la historia a través de las redes sociales. “Paola fue mi profesora de inglés y Mauricio mi compañero. Desde el 2006 que la acosaba sistemáticamente, todo comenzó por una ‘mala nota’ y nunca paró. Nunca tuvo el apoyo del instituto ni de la Justicia", aseguró Áilean Fratkin, una estudiante.

Otra exalumna de la víctima contó: “El enfermo que la mató era mi compañero. Un día se enojo con otra profe porque no le puso 10 sino 8.50 y desde ahí empezó todo, hasta que dejó la carrera. Con mis amigas vimos todo: el tipo la esperaba fuera del colegio y la seguía, le tocaba el timbre, se creaba cuentas de Facebook falsas para mandarle mensajes, le decía de todo”.

“Vivía con miedo la pobre”, aseguró la joven, quien además resaltó que la docente denunció al agresor en reiteradas oportunidades y aseguró que, junto a sus compañeros, tienen “pruebas” del acoso, como mails e imágenes. “Nunca me imaginé que después de varios años esto iba a terminar así”, confesó.

También una colega de la docente contó a través de las redes sociales los distintos episodios que la víctima vivió a causa de la obsesión de su exalumno. Sostuvo que la mujer “se hartó de denunciarlo”, porque la respuesta de las fuerzas policiales fue “poner una perimetral”, que el agresor violó en varias oportunidades.

“Una vez nos contó que el tipo se metió a su edificio e hizo pintadas en su piso. Otra que fue a hablar con la familia de él acompañada de un vecino y se desentendieron diciendo que él era adulto y tenía problemas mentales”, recordó. “El tipo era un exalumno que se ensañó con ella porque sí, nunca pasó nada entre ellos, fue deliberado. Vivió estos cinco años con miedo y terror, nunca pudimos hacer nada más que escucharla”, expresó.

Desde Ni Una Menos Tucumán convocaron a una movilización el próximo lunes a las 18 frente a la Casa de Gobierno de la provincia, para exigir justicia por Paola y por todas las víctimas de femicidios.

Te puede interesar