Se hizo viral unas historias de terror y apariciones de Fantasmas en el Hospítal Perrando

SOCIEDAD 01 de noviembre de 2020 Por redaccion
El reconocido médico Julio Picón dio a conocer a través de sus redes sociales un escalofriante relato de lo que les sucedió esta madrugada en la guardia del Hospital Julio C Perrando cuando él y varios profesionales más atendieron, hablaron y realizaron estudios a un hombre que luego desapareció
8

Esto fue el caso de Cientos de usuarios que quedaron atónitos frente al Hilo de Twitter de Jᴜʟɪᴏ Pɪᴄᴏ́ɴ, Médico, Especialista en Cirugía y Docencia Universitaria, querido y respetado en la ciudad de Resistencia, quien comenzó a contar historias reales de vivencias paranormales que debió atravesar en diferentes guardias en el hospital local.

Fue tal el asombro de los seguidores, que una historia llevó a la otra, formándose una charla de café por medio de esta red social. 

Cada anécdota de Picón, en el marco de Halloween, fue atrayendo más entusiasmo en su público. El hilo de Twitter era tan terroríficamente real, que hasta se podía cortar con una respiración de más. 

Te dejamos acá las historias de fantasmas y presencias que el doctor Picón contó a sus “ciber-pacientes”.

LAS HISTORIAS DE TERROR 

El hombre parecía un mendigo y golpeó tímidamente la puerta de la guardia. Lo atendió la enfermera, lo registró y lo hizo pasar al consultorio. El motivo de la consulta era dificultad respiratoria, tos y fiebre. El examen no me dijo mucho y pedí una placa…La técnica radiologa le pidió que se posicione sobre el chasis y tomó la radiografía. Entró al cuarto oscuro para revelar y sintió frío y miedo. Alguien le respiraba en la nuca. Y la respiración se sentía muy fuerte. Salió rápidamente del cuarto y no encontró al paciente.

Era imposible que se escondiera en algún lado. La puerta estaba cerrada con traba interior. El paciente literalmente se evaporó. Sintió más miedo aún y vino corriendo hasta la guardia. Llamamos al policía por cualquier cosa. Buscamos por todos lados y nada. Quedamos con la duda.

Anotamos en el cuaderno de novedades, hora 3:15. Temprano en la mañana llega el encargado de seguridad y se entera de lo sucedido. "Vamos a revisar las cámaras", propone. Estamos todos atentos mirando las grabaciones. Expectantes. Hasta que llega el horario estimado.

La enfermera abre la puerta pero no pasa nadie. Yo me veo en el pasillo hablando a la nada y gesticulando en soledad. No se ve en ningún momento a otra persona. Se ve a la técnica que abre la puerta de Rayos y habla, pero no hay nadie. Nos quedamos en silencio. No decimos nada.

No queremos quedar como locos. Todos lo vimos e interactuamos con el paciente fantasma. Las cámaras no lo registraron, sólo nuestros ojos o nuestra imaginación

Te puede interesar