buscan a un trabajador rural en San Luis : Dos encapuchados lo secuestraron y un pueblo reclama por su aparición

POLICIALES 31 de marzo de 2021 Por redaccion
Cortaderas es una localidad de San Luis con apenas 820 habitantes. Allí hoy reina la conmoción y el misterio por la desaparición de un trabajador rural que, según un testigo, fue atacado a golpes y secuestrado por dos encapuchados.
72OT5J3IUZGQHB5P4MNQRWSQRE

Nada se sabe de Alejandro Jesús Ochoa -a quien en el pueblo conocen como “Bebo”- desde la noche del sábado. Se tejen varias hipótesis, desde un hecho vinculado a su vida sentimental hasta haber presenciado algún delito. No hay ninguna pista firme.

El sábado, a las 19.30, Ochoa cortaba leña en una zona rural. Un compañero suyo vio a un grupo de hombres encapuchados a unos pocos metros del lugar. Le pareció extraño y le aviso a “Bebo”, quien se dirigió hacia donde estaba aquella presencia sospechosa. El testigo contó que, luego de una breve discusión, los hombres golpearon a Ochoa y lo subieron a una camioneta.

No hay datos, no hay rastros, no hay nada”, contó Ivana, su hermana, a TN. “La gente que declaró no nos lleva hasta dónde está mi hermano. Es gente que lo vio, que estuvo con él los últimos días, pero que no sabe más nada. Recién hablé con el encargado del operativo y no hay pistas. No es que si vamos a tal lugar, ahí puede estar. No hay nada”, agregó.

El oficial inspector Lucas Chacón, a cargo de Relaciones Policiales de la Policía de San Luis, indicó a Télam que hay exhaustivos rastrillajes en busca de Ochoa y que fueron convocados al menos 140 efectivos de la fuerza, entre ellos de las divisiones Canes, Científica y Bomberos. Sin embargo, Ivana reclamó que “solo cuatro policías estaban buscando a mi hermano, por eso hicimos una marcha en el pueblo”.

Chacón agregó que se realizó una inspección ocular en el lugar donde el hombre vivía, en la calle vecinal Pituca, del pueblo ubicado a 190 kilómetros de la capital provincial. Allí se secuestraron elementos de interés para la pesquisa. Entre ellos, el teléfono celular de “Bebo”, que había quedado en su casa.

   

Ivana Ochoa: “Puede ser que haya visto algo que no debió ver”
“Mi hermano es un hombre humilde, callado. Tiene una casita humilde. Es un hombre solo, no tenía ninguna relación. No tiene nada. Ni siquiera tiene luz en la casa. Es decir que tampoco tiene electrodomésticos”, afirmó Ivana, que descartó un ajuste de cuentas y un robo como posibles móviles del hecho.

“Puede ser que haya visto algo que no debió ver. O que no lo buscaran a él, sino a otra persona. ¿Si fueron policías? Puede ser. Todo puede ser”, precisó. “Lo que sí sé es que yo hablé con él por WhatsApp a eso de las 17, a eso de las 19.30 se lo llevaron y a las 21.30 nos enteramos nosotros”, añadió.

En la causa interviene el Juzgado Penal, Correccional y Contravencional de la Tercera Circunscripción Judicial, a cargo de Patricia Besso.

Al conocerse el hecho, vecinos de Cortaderas se autoconvocaron y realizaron un corte sobre la Ruta 1 para pedir por la aparición del trabajador rural, que procesa productos de huerta para vender y también es ayudante de albañil.

 

Fuente: TN

Te puede interesar