Denuncian a la Comisaría Séptima por la muerte y “tortura” de un joven trabajador

POLICIALES- JUDICIALES 30 de abril de 2021 Por redaccion
El 13 de febrero de 2020, pasada las 19.30 horas, en la avenida Edison al 1395 murió Diego Emanuel Barreto (25) en un episodio que su familia quiere esclarecer
fireshot_capture_239_-_1_facebook_-_www.facebook.com

Es que según el informe de la Comisaría Séptima, el joven trabajador “se suicidó”, sin embargo la autopsia, los testigos y la familia contradicen tal calificación y apuntan contra el abuso de autoridad de esa comisaria.

Analía Ojeda es la madre de Emanuel, un joven trabajador que se desempeñó como cajero de una cadena de supermercados hasta el día en que murió. Ella hoy se moviliza, aferrada al recuerdo, a las conversaciones de Whatsapp que mantenía con él y al pedido de Justicia para quien además de su hijo era su “amigo” y “confidente”.

La muerte del joven, según los resultados de la autopsia, fue provocada por  “asfixia mecánica por compresión de cuello” algo que se “ejerció” contra Barreto. Dicho informe es avalado por la versión de los testigos que ya declararon y que señalan “abuso” de la fuerza pública. Es por eso que la familia del fallecido pide que se cambié la caratula “suicidio” – puesta a partir de lo que informó la Policía- a la de “homicidio agravado por la función”.

"Es más que evidente que esto no es un suicidio, es un homicidio porque el accionar de la Policía fue siempre de una manera totalmente diferente a lo que se tendría que hacer”, insiste la mujer referenciándose en el expediente y las pericias que contradicen la primera y única versión policial.

¿QUÉ PASÓ ESE DÍA?


Entre las 07.30 y 07.50 horas del 13 de febrero de 2020, Emanuel Barreto cayó del primer piso en el que se encontraba su departamento producto del inseguro balcón, que tenía las precarias barreras sujetas con alambre. Tras la caída, producto de la confusión y desorientación, el joven empezó a correr y lo hizo por solo media cuadra.

En ese momento, un vehículo blanco que circulaba por el lugar con tres ocupantes intentó asistirlo. “El señor Barreto por la situación estaba un poco confundido, ellos -los del auto- no entienden la situación y aluden a querer irse. Él lo que hace en ese momento es intentar bajar el vidrio y después sujetarse al auto, en ese momento pasa el policía que estaba fuera de servicio y posteriormente llega el móvil policial”, relató a Diario TAG el abogado German Martínez, querellante en la causa.

FUENTE DIARIO TAG 

Te puede interesar