El pedido desesperado de la abuela a un mes de la desaparición: "Estamos muertos en vida, devuelvan a mi nieta"

SOCIEDAD 14 de julio de 2021 Por redaccion
Silvia Domínguez anunció que la marcha programada para este miércoles a las 17 en la capital de la provincia "ha sido convocada en otros puntos del país" y que la finalidad es "que continúen buscando" a la niña y que aparezca "algo concreto" que calme la "incertidumbre y el desconcierto" que vive la familia.
guadalupe-telamjpg

"Estamos muertos en vida, devuelvan a mi nieta" fue el pedido desesperado que Silvia Domínguez, la abuela materna de Guadalupe Lucero, la nena de 5 años desaparecida en San Luis, hizo esta mañana a Télam, al cumplirse un mes "sin Lupe" un hecho que calificó de "increíble e inesperado".

En ese contexto, anunció que la marcha programada para este miércoles a las 17 en esta capital "ha sido convocada en otros puntos del país" y que la finalidad es "que continúen buscando" a la niña y que aparezca "algo concreto" que calme la "incertidumbre y el desconcierto" que vive la familia.

alerta-sofia-guadalupe-san-luis

Sin poder evitar el llanto, la mujer, madre de "5 hijos, 5 nietos y otro en camino", afirmó que "no pierde la fe" sobre la aparición de Guadalupe y sostiene que el dolor que hoy la embarga "es doble" ante la ausencia de su nieta y "el sufrimiento de mi hija como madre, que no se cuanto más podrá resistir".

"Siempre viví estos casos de afuera, nunca pensé que me iba a tocar sufrirlo y hoy puedo decir que hasta ahora nunca pude entender tanto dolor"


"Siempre viví estos casos de afuera, nunca pensé que me iba a tocar sufrirlo y hoy puedo decir que hasta ahora nunca pude entender tanto dolor", dijo.

La desaparición de Guadalupe

El 14 de junio último, Guadalupe Belén Lucero, jugaba en la vereda de su casa con sus primos, primas y su hermano, mientras la familia festejaba un cumpleaños familiar. Su mamá, Yamila Cileone, salió a abrigarla en una tarde fría, en la que las calles del barrio estaban desiertas porque jugaba la selección argentina de fútbol. Después, regresó a la casa a tomar un chocolate y ya nunca más volvió a ver a su hija.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar