“Pienso que soy muy afortunado": Fue a la playa, el viento voló una sombrilla y se le incrustó en la pierna: se la sacaron con una motosierra

SOCIEDAD 26 de diciembre de 2021 Por redaccion
Un hombre de 31 años por unos centímetros salvó su vida. Fue a una playa en Mar del Plata a celebrar un aniversario con su pareja.
imagepng (1)

Este sábado 25 de diciembre hizo calor en todos lados y Mar del Plata no fue la excepción, por eso, pese a las nubes y el viento, muchos eligieron la playa.
Ese fue el caso de Ignacio Mascarenhas, músico y docente de 31 años, quien fue a la playa en Navidad para celebrar junto a su novia, Mailén su primer aniversario. Pero el viento les terminó jugando una mala pasada.

En un abrir y cerrar de ojos, como suele pasar en Mar del Plata, el tiempo cambió, llegó y el viento y de golpe a Ignacio una una sombrilla, literalmente, le traspasó el isquiotibial.

“Entró y salió por el mismo músculo. Fue como una lanza. La pierna me quedó clavada hasta la mitad del palo y el dolor era insoportable”, manifestó Mascarenhas en diálogo el diario La Capital.

imagepng

"En un primer momento vino un surfer y me dio una mano, la sombrilla se estaba volando, era desesperante. Me ayudó a sacar la parte de arriba y me quedé con el fierro en la gamba. Al toque vinieron los guardavidas – continuó-, me ayudó gendarmería, llegó la ambulancia y no me podían subir. Tuvieron que esperar que alguien traiga una sierra para poder cortar los extremos del fierro porque no me podían subir así”, agregó.

Luego de eso, el herido fue trasladado en ambulancia hacia el Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), donde le sacaron el fierro y pudieron curarlo.

“Llego gente de rescate con una de esas motosierras que cortan los árboles, no era una amoladora. Me avisaron ‘flaco esto va a vibrar y te va a doler hasta el alma’ y así fue. El dolor que sentí no se puede describir, me ponían morfina y no me hacía nada. Tenía mucho frío y taquicardia”, relató.

Así cortaron el fierro con una motosiera

Un afortunado
“Yo a la sombrilla la vi a 30 ó 40 metros. La vi allá lejos, en ningún momento pensé que iba a llegar a donde estaba yo, era mucha distancia. Hoy con el diario del lunes creo que el gran aprendizaje que yo tengo es que, cuando se te pasa por adelante una situación que puede poner en peligro tu vida, todo lo demás es secundario”, manifestó.
“Yo fui atrás de una gorra y no puse la vista fija en la sombrilla que venía haciendo trompos por la arena y que en ningún momento creí que iba a llegar hasta mí”.
“Una de las primeras reflexiones que tuve durante todo ese vértigo fue que me pasó a mí, pero atrás mío había unas nenas. Me quedé con la sensación de que me tocó a mí, pero le podría haber tocado a ellas”.
“Creo que lo mejor que puedo hacer ahora es hacer que la gente tome conciencia y tome precauciones con las sombrillas”.
“Fue una tragedia y en una tragedia no hay tanta responsabilidad, las tragedias pasan”.
“Pienso que soy muy afortunado. Estoy muy feliz por la gente que me rodea y por el cariño que me transmiten. Ahora a disfrutar”.
“Cumplimos un año así. Esa es la anécdota que nos queda de nuestro primer aniversario".

Te puede interesar

Boletín de noticias

IMG_20210614_083613_494

Te puede interesar