UNA FALSA DENUNCIA LO SEPARO DE SU HIJA: La conmovedora historia de Eduarda: cambió de género para ver a su hija

POLICIALES- JUDICIALES 06 de enero de 2022 Por redaccion
Eduarda Horacia, de Neuquén, ya tiene su DNI como mujer para poder luchar por los mismos derechos que la madre, quien le puso una falsa denuncia y la Justicia le prohibió verla.
eduarda-horacia

Un hombre de Neuquén cambió de género para poder ver a su hija y luchar por los mismos derechos que la madre. Eduarda Horacia Becerra, quien ya cuenta con el DNI, fue acusado de violencia y abuso sexual, situación que desmintió ante la Justicia y pelea por compartir la tenencia.

El martes 4 de enero recibió su nuevo Documento Nacional de Identidad para poder convertirse en mujer y, como madre, poder ejercer los mismos derechos que la mamá de su hija. Antes de esta decisión extrema, Eduarda tuvo que pasar por diferentes situaciones de violencia institucional.
“La relación con la madre, mi expareja, siempre fue la mejor. Pero cuando decidí terminar con la relación, cambió todo y pasé a ser desde violento o pedófilo a enfermar a la gente y una serie de acusaciones increíbles”, contó Eduarda a C5N.com. A partir de la falsa denuncia, comenzó a luchar por la tenencia.

Cambió de género para ver a su hija: su lucha ante la Justicia
La Justicia no hizo caso a la contradenuncia que hizo: “La desestimaron instantáneamente aun presentando pruebas y testigos”. Tres años atrás, pidió simplemente ver a la nena como derecho de padre, pero ante la negativa de la madre, no pudo: “Nunca garantizaron mis derechos a criar a mi hija”.

Ante las negativas de la Justicia a todos sus pedidos, decidió hacer una huelga de agua y hambre: “Duró tres días y no tuvo efecto. Hice dos encadenamientos simbólicos a los cuales recibí respuestas, pero terminaron siendo provisorias y todo volvió al estado anterior”. A pesar de todos los intentos, la causa siguió igual.

Es por eso que Eduarda se asesoró para poder cambiar de género y tener los mismos derechos como madre, aunque aseguró que no se trata de una autopercepción sino de una decisión para terminar con el maltrato de la Justicia. “Mi deseo más que de ser mujer fue y es el de ser mamá”, afirmó.

Gracias al DNI aseguró sentirse “más protegido/a, ya que sufría todo tipo de violencia y por mi género de varón, no podía defenderme sin perder el contacto con mi hija”. Hasta el momento no ha podido volver a verla por la feria judicial.

El límite para tomar la decisión fue “escuchar que ‘la mamá’ como género y no como individuo”. Y agregó: “Siempre la mamá por su género tiene todo el derecho y cuidado en cuestiones de familia”. No quiere recibir más agresiones de parte de ningún varón de la familia de su expareja.

El futuro de cara a su lucha para recuperar a su hija
Junto con él, trabajan la ONG de Padres de Río Negro y Neuquén: “Siempre nos vemos a los ojos y ya sabemos qué sentimos. El año pasado murieron dos padres por mes entre suicidios y autoabandonos”. También contó que se contactó con un caso similar, pero que impiden visibilizarlo.

Becerra es docente especial y elaboró un proyecto educativo junto a dos directores de escuela de Neuquén de prevención contra la violencia de género y el femicidio. Lo presentaron en el Concejo Deliberante para que se pueda tratar.

“Pediré la custodia de mi hija ya que llegué al punto de darme cuenta que no es sano ese núcleo familia. La Justicia ya lo dice: ‘El menor debe estar con quien garantice el vínculo’ y está claro que la otra familia no lo garantiza”, manifestó.

La lucha no terminó, ya como madre Eduarda busca volver a jugar en la arena y pasear en bici con su hija. Garantizó que, de no prosperar positivamente con esto, su hija sabrá “todo lo que su papá luchó por verla” y que no tenga sensación de abandono.0000016158

Te puede interesar

Boletín de noticias

IMG_20210614_083613_494

Te puede interesar