Paraguay: murió el intendente que había sido atacado a balazos por sicarios

INTERNACIONALES 22 de mayo de 2022 Por redaccion
El intendente paraguayo José Carlos Acevedo, que había sido baleado por un grupo de sicarios, murió este sábado a la noche a causa de las heridas recibidas en el atentado que sufrió durante la tarde del martes pasado frente a la sede de la Junta Municipal de Amambay.
par

Acevedo, quien era alcalde de la ciudad paraguaya Pedro Juan Caballero, fue interceptado por hombres que manejaban una camioneta y uno de ellos, encapuchado, lo baleó a plena luz del día.

De acuerdo a lo indicado por los testigos, el dirigente de 51 años acababa de terminar una reunión con concejales cuando sufrió el atentado. Puntualmente se encontraba en su vehículo, estacionado cerca de la sede de la Junta Municipal de Pedro Juan Caballero, la capital del departamento Amambay, ubicado a unos 452 kilómetros al noreste de Asunción.

La muerte del intendente produjo un profundo pesar no solo entre sus familiares sino en gran parte de la dirigencia política de Paraguay. En los medios locales quedó reflejado el momento en que era trasladado el féretro de Acevedo por la plaza central de Pedro Juan Caballero con destino al palacio municipal donde era velado este domingo.

Entre los que llevaban el féretro estaba el hermano del jefe comunal y gobernador de Amambay, Ronald Acevedo, quien expresó: “Ya descansa mi hermano”. 

Justamente su hija, la sobrina de la víctima, Belén Acevedo, fue quien confirmó el fallecimiento del intendente.

El gobernador había responsabilizado directamente al presidente Abdo Benítez, en declaraciones a la prensa al llegar al hospital, por el ataque a su hermano. “Le mando a decir al presidente de la república que es el culpable de lo que está pasando en Pedro Juan Caballero y de lo que le ocurrió a mi hermano”, manifestó en su momento.

El intendente baleado en Paraguay por un grupo de sicarios estuvo cinco días internado en estado delicado.
El intendente estuvo cinco días agonizando
Tras sufrir el ataque, el intendente había sido trasladado de urgencia por la gravedad de las heridas hasta una clínica privada de la ciudad, donde ingresó en estado delicado, en terapia intensiva y en coma inducido, según los reportes médicos.

De acuerdo a lo determinado por los investigadores, Acevedo recibió siete impactos de bala en la parte superior del cuerpo, localizados dos en el brazo derecho, uno en el izquierdo y cuatro de ellos a nivel del cuello, por lo que había sido sometido a una cirugía de urgencia al ingresar al sanatorio

En rigor, el intendente había perdido mucha sangre tras el ataque, y su cuadro clínico rápidamente se complicó debido a su condición de hipertenso y un problema cardiaco. A todo eso se sumó la dificultad en un pulmón.

El alcalde tuvo un paro cardiaco por 25 minutos al llegar al centro asistencial, donde fue reanimado y logró sobrevivir en ese momento, aunque los médicos ya advertían que la situación era muy “delicada”.

Durante la tarde de este sábado, Acevedo fue sometido a un estudio tomográfico del cerebro para evaluar su estado. Tras conocerse los resultados, el médico David Peña, jefe de la Unidad de Terapia Intensiva del hospital Viva Vida, donde estaba el intendente, confirmó  la “muerte cerebral” de Acevedo.

Finalmente, cerca de las 22.20 de este sábado, familiares del intendente de PJC confirmaron su muerte

El brutal ataque a un intendente de Paraguay
Según registros de una cámara de seguridad, se visualizó el momento en que llegan los sicarios a bordo de un automóvil y comenzaron a disparar contra el intendente. En las imágenes pueden verse tres tiradores y un cuarto integrante del grupo estaba al mando del vehículo, que tras pocos segundos después de los disparos se dio a la fuga.

Tras el ataque, un auto apareció totalmente incendiado en un camino vecinal, hacia la colonia Portera Ortiz, distante a unos tres kilómetros del casco urbano de Pedro Juan Caballero. 

El intendente Acevedo buscaba su cuarto mandato. Desde el 2006 estaba al frente de la Municipalidad de Pedro Juan Caballero. En 2020 fue imputado, en medio de la pandemia del Covid-19, por resistencia y violación de la cuarentena por violar el confinamiento.

Era hermano del fallecido parlamentario Robert Acevedo y del gobernador Ronald Acevedo.

Te puede interesar

Boletín de noticias

IMG_20210614_083613_494

Te puede interesar