"DE CHANCHERÍA EN CHANCHERÍA": Fue el 10 de Boca y ahora cría chanchos en Corrientes

SOCIEDAD 08 de julio de 2022 Por redaccion
El talentoso exjugador del Xeneize y Rosario Central hoy vive una vida alejada del fútbol y con un exitoso emprendimiento agrícola y ganadero.
Sin título

Tiene un negocio porcino y otro de forestación de tierras en Esquina, Provincia de Corrientes.

Durante mucho tiempo -y quizás hasta el día de hoy-, a Boca le ha costado encontrar un reemplazante a lo que fue Juan Román Riquelme dentro del campo de juego. Aún así, el hecho de que le haya costado no significa que no lo haya intentado. A comienzos de la década del 2000, la apuesta llevaba el nombre de Ezequiel González, futbolista que llegaba tras un muy buen paso por Rosario Central y una estadía en Fiorentina. Su historia en Boca, sin embargo, no fue larga y finalizó tras tan solo un año. Hoy, el rosarino vive una vida alejada del fútbol y concentrada en el trabajo rural. A continuación, qué fue de la vida de Equi González, el talentoso volante que llegó a Boca para hacer olvidar a Riquelme y hoy dedica su tiempo a una empresa porcina.

De ser el primer 10 de Boca después de Riquelme, a una vida de campo y empresa porcina: qué fue de la vida del Equi González
El enganche llegó a Boca a mediados de 2002 desde Fiorentina, equipo al que había sido transferido desde Rosario Central a cambio de cinco millones de euros. Al respecto, el rosarino recuerda en diálogo con La Nación lo que fueron sus complejos días en el Xeneize, no tanto por lo deportivo sino por lo físico: "Al principio me costó un poco. Después estaba muy bien, pero en la segunda mitad del año, cuando jugamos la Copa, me lesioné y no pude volver más".

 Equi llegaba a Boca con la difícil tarea de reemplazar a Juan Román Riquelme. De hecho, fue el primer 10 después del Torero. Más allá de no haberse podido consolidar en el club de la Ribera, González guarda el mejor de los recuerdos: "Fue un honor haber jugado en Boca y me dejó un montón de experiencias. Reemplazar a Riquelme no es tan fácil. Cuando llegó (Carlos) Bianchi hice una muy buena pretemporada. Empecé muy bien, pero me lesioné en un partido con Gimnasia y no pude volver más. Perdí terreno hasta que me tuve que ir. Ya estábamos hablando para renovar, para que Boca compre mi pase. Por supuesto no jugué más, no me pude recuperar y me fui".

Te puede interesar

Boletín de noticias

IMG_20210614_083613_494

Te puede interesar