Identificaron los restos de Carlos Tereszecuk, fusilado en la Masacre de Margarita Belén

CHACO 06 de septiembre de 2018 Por
Desde el Ministerio Público Fiscal Federal de Corrientes dieron a conocer que el estudio del Equipo Argentino de Antropología Forense en el cual se informa que con base en los resultados del estudio antropológico y genético, se concluyó que los restos estudiados encontrados en Empedrado corresponden a Carlos Enrique Tereszecuk, fusilado en la Masacre de Margarita Belén.
desazzz-696x522

Carlos Enrique Tereszecuk fue un militante misionero y figura como una de las víctimas de la Masacre de Margarita Belén, cuyos restos habían sido ocultados por el terrorismo de Estado por lo cual permanecía desaparecido desde mediados de la década del 70.

La familia Tereszecuk ya fue notificada de la confirmación de la identidad y se espera de la llegada de los restos de Carlos desde la ciudad de Buenos Aires, para ser entregados por el Juez Federal.

La identificación forma parte de un proceso iniciado en 2005 en una causa de la Justicia Federal de Corrientes por desaparición forzada de personas durante la última dictadura cívico-militar, con pesquisas  en Corrientes, sobre la orilla del Paraná y zonas adyacentes como la localidad de Empedrado.

Esta la línea investigativa Río Paraná cobró fuerza luego de la identificación por parte del EAAF de los cuerpos de Rómulo Artieda –detenido en el Centro Clandestino ex Regimiento Nº 9 de Corrientes – y de Julio Bocha Pereyra – asesinado en la Masacre Margarita Belén en Chaco; y que fueran arrojados a las aguas del Paraná.

La actividad desplegada en Empedrado es el resultado de un trabajo articulado inédito, entre los estudiantes del Instituto de Ciencias Criminalísticas y Criminología de la UNNE, la Fiscalía Federal de Corrientes y la Comisión Provincial de DDHH de Corrientes.

En el Chaco se realizaron trabajos de relevamiento en un campo situado a la vera del arroyo Guaycurú, en cercanías  de donde se perpetrara la Masacre de Margarita Belén y en el cementerio San Francisco Solano.

La línea Río Paraná

Tereszecuk se trasladó a Resistencia huyendo de la represión y fue visto por última vez en una fecha cercana al  fusilamiento clandestino del 13 de diciembre de 1976 conocido como Masacre de Margarita Belén.

El ex detenido Carlos Aranda afirmó durante su testimonio en las Causas Masacre y “Caballero” haber compartido cautiverio en la Jefatura de Policía del Chaco y que el misionero estaba muy golpeado luego de haber sido sometido a feroces sesiones de tortura por la patota parapolicial de Thomas, Meza, Manader y compañía.

Respecto de los otros militantes identificados con anterioridad, el correntino Artieda, y el del  formoseño  “Bocha” Pereira, el primero fue  identificado por el EAAF en agosto de 2007, y Pereira en noviembre de 2014.

Sus restos fueron recogidos del río Paraná  a la altura de Empedrado por lugareños  y enterrados como NN en el cementerio de la localidad.

La identificación de Tereszecuk viene a sumar un nuevo indicio que reafirma de modo contundente la sistemática de desaparición de víctimas del terrorismo de Estado arrojando sus cadáveres al Río.

En ese sentido, cabe recordar que en Causa Regimiento 9, de  Corrientes, el ex médico de la Policía de Corrientes, en la localidad de Empedrado, Otto Manzolillo, recordó que entre los años 1976 y 77, aparecieron flotando en el río Paraná cuerpos con el abdomen abierto “desde la pelvis hasta el pecho”, jóvenes, con las yemas cortadas.

Desapariciones

Entre los desaparecidos vinculados con el Chaco se encuentran entre otros Fernando Piérola, Roberto Yedro, Reynaldo Zapata Soñez, Eduardo Fernández, Delicia González, Raúl Caire (fusilados en la masacre de Margarita Belén).

También se busca el destino final personas desaparecidas en el Centro Clandestino de la  Brigada de Investigaciones como son los militantes del PRT: Sara Fulvia Ayala, Pedro Morel, Enzo Lauroni, Abel Arce, Mónica Judith Almirón y también detenidos desaparecidos de Ligas Agrarias como Carlos Héctor Orianky, Secundino Vallejos Rogelio Vocouber, Luis Fleitas y Armando Molina.

En la reciente Causa Caballero II, los policías y militares condenados lo fueron por torturas, violaciones y la desaparición de Sara Fulvia Ayala, Pedro Morel. Asimismo, en el año 2013, la Justicia Federal condenó a Raúl Tozzo a 24 años de prisión por las seis desapariciones entre las que figuran el caso de Tereszecuck y el de Pereira.

Tereszecuk, presente

Según la base de datos del Registro Único de la Verdad – CPM CHACO, Carlos Tereszecuck nació en Posadas –Misiones- el 4 de enero de 1952, y fue el  segundo de cinco hermano. Su padre era empleado público en el área de salud y su madre, que aún vive, ama de casa. El ingreso al seminario de Fátima en Misiones, lo vinculó con la Teología de la liberación y la opción por los pobres desde la militancia de base en la Iglesia y  marcó su militancia, aún cuando abandonado el seminario, decidió estudiar en la escuela de Servicio Social.

En el verano del 74 trabaja, junto a Manuel Parodi Ocampo -también asesinado en la Masacre de Margarita – en el “Operativo Reconstrucción Nacional” en la escuela No 1 y en el Instituto Ruiz de Montoya, haciendo apoyatura escolar para todos los estudiantes secundarios que llevaban materias a marzo.

Es elegido vicepresidente el movimiento estudiantil y trabaja para las elecciones a diputados con el Partido Auténtico, rama política de la Juventud Peronista, ganado dos bancas.

Conforme la represión de la Triple A junto con fuerzas paramilitares iba prefigurando lo que sería el terrorismo de Estado luego del golpe del 76, el 19 de septiembre de 1975,  se despidió de su familia, ante las amenazas y el peligro que corría.

Estuvo escondido en Posadas de casa en casa cada día, y luego fue a la zona rural en Misiones, y después a Resistencia, donde a partir de 1976 se pierde de vista su rastro y la única información al respecto son los testimonios de sobrevivientes que compartieron cautiverio de modo circunstancial. Hasta la identificación de sus restos su familia no tuvo ningún tipo de comunicación oficial de su paradero.