Giuggia: “Exterminio de las personas con discapacidad con el decreto 432/97”

SOCIALES 02 de octubre de 2018 Por
El presidente de la asociación civil APADICHA reclamó el recorte de pensiones impuesto por el Gobierno Nacional e hizo referencia de su funcionamiento.
APADICHA

Tras la emisión del nuevo decreto 432/97, que establece 10 días hábiles para que las personas beneficiadas con una pensión deban presentar información personal para garantizar que no existe una “incompatibilidad”, las familias y personas con discapacidad se mantienen en vilo. José Giuggia, de la Asociación Civil A.PA.DI.CHA, compartió una información para hacer frente a la normativa con la que, el presidente Mauricio Macri y su gabinete, buscan dar de baja 76 mil pensiones por discapacidad.

El dirigente social informó que no “deben presentarse a la delegación ANSES UDAI Resistencia si no llego la cédula de citación que corresponde”. En caso de que ya estén informados, “corren diez días hábiles administrativos para que las personas con discapacidad o familiares puedan tomar vista de las actuaciones, ejercer su defensa y ofrecer prueba en la administración”.

Para eso, la persona deberá concurrir a la delegación más cercana a su domicilio, siempre obteniendo un turno llamando al número 130. “Deben tener un original y copia del turno, firmarlos, dejar uno en la delegación de UDAI y solicitar que le firmen el duplicado en el momento de recepción con la fecha y hora de ingreso a la delegación. No es necesario que lo represente un abogado, pero si podría ser conveniente acercarse a un organismo público gratuito que los asesore”.

Giuggia manifestó que “la única forma de que el Anses le quite la pensión, es a través de una notificación formal, pero agregó que este método es abusivo, autoritario y discriminador. Estos señores feudales saben de la pobreza e indigencia de este sector y que este colectivo no tiene acceso a la justicia. Las personas con discapacidad quedarían en el camino del reclamo de sus derechos, siempre les faltaría un trámite, ya que este poco dinero es su vida, su subsistencia”.

“Si hay personas con este beneficio y no correspondiere, que le saquen; pero este no es el método. El Gobierno tiene la responsabilidad indelegable de controlar los fondos públicos” agregó. En este modelo de política social, mentalizaron que todas las personas con discapacidad son vagos y piqueteros. A ningún país lo funden los pobres, no hay antecedentes en el mundo, pero existiría una timba financiera muy ordenada, que en 72 horas fugan millones de dólares y los culpables son las personas pobres, otras con discapacidad y jubilados” finalizó.