Alayón desarrolló el conversatorio sobre trabajo social en el contexto actual

RESISTENCIA 02 de octubre de 2018 Por
Organizado por el Colegio Profesional de Servicio Social.

El Colegio Profesional de Servicio Social del Chaco organizó en el Museo de Medios de Comunicación, el Conversatorio: “El Trabajo Social en el contexto actual”, que estuvo a cargo del destacado licenciado en Trabajo Social, Norberto Alayón y reunió a un nutrido grupo de profesionales interesados en escuchar al visitante sobre cómo la realidad interpela a los profesionales a desempeñar con compromiso acciones que reivindiquen el pleno ejercicio de los derechos humanos.

La apertura del encuentro estuvo a cargo de la presidente del Colegio Profesional de Servicio Social, Karina Ojeda y contó con la presentación del disertante por la licenciada en Trabajo Social, Mirta Britos, quien puso en valor lo que representa para la provincia contar con este espacio de enriquecimiento profesional junto a Norberto Alayón, cuyos libros y pensamientos acompaña la formación de los profesionales del trabajo social en todo el país.

En la oportunidad, la presidenta del Colegio manifestó que “este conversatorio cumplió ampliamente con el objetivo que nos planteamos de generar espacios de encuentro, debate y construcción tendientes a instrumentar a los profesionales de la región que se desempeñan en distintos ámbitos”.

Asimismo, señaló que “este conversatorio que nos invitó a pensarnos como trabajadores sociales en el contexto actual, tuvo que ver con la necesidad de la permanente formación y capacitación que tenemos los profesionales, ya que somos parte de una disciplina que brega y trabaja con el objetivo de defender los derechos humanos, entonces todo aquello que este vulnerando una derecho humano nos implica a nosotros para poder intervenir, trabajar y analizar, ya que somos profesionales y sujetos políticos, dentro de una profesión que no tiene que estar ajena a la política y acá lo separo de lo político partidario, ya que esto tiene que ver con una decisión de cada profesional practicar  o no una militancia de algún partido, pero sí somos sujetos políticos como constructores de esta ciudadanía.

La presidenta destacó que “en esta necesidad de pensarnos como trabajadores sociales situados, desde el Colegio pudimos concretar este conversatorio junto a Norberto Alayón trabajador social, que es una eminencia para nosotros dentro de la profesión, es autor de varios libros, muchos de nosotros nos hemos formado dentro de nuestra carrera con él. Por lo que celebramos la participación de profesionales y estudiantes que acompañaron este conversatorio, que sin dudas nos ayudará a pensarnos, interpelarnos y a ver cómo estamos situados como trabajadores sociales en esta época donde esta netamente marcado un modelo de aplicación estatal neoliberal”.

Desafío del trabajo social

En la oportunidad, Ojeda destacó que “el desafío del trabajo social es poder seguir trabajando por el pleno ejercicio de los derechos humanos que nos convocan, nos llena una dignidad como persona y por ende el trabajo social nunca tiene que ser favorecedor de situaciones que vulneran las necesidades de la gente, que sufre necesidades de todos los sentidos. Por eso valoramos que Norberto nos ayude a pensarnos, a reflexionarnos como profesión para hacernos sujetos situados en este contexto.

Reflexiones desde la disciplina de lo social en momentos complejos

Al momento de las palabras, Norberto Alayón, ponderó “la generación de este espacio de reflexión sobre esta disciplina de lo social, en un momento complejo y difícil, de perdida de derechos, de retracción de los derechos de los sectores populares”.

Destacando que “es un enorme desafío, porque a la tarea de promoción y de educación que son implícitas a la práctica del trabajador social, se les debe ligar fundamentalmente los recursos materiales que permitan atender los problemas de la gente, en este momento se puede observar cómo se privilegian otros tipos de intereses no solo el interés del pago de una deuda externa, no solo la lógica de los sectores de mayor concentración económica y eso implica una desvalorización de aquellos bienes públicos como la salud, la educación que deberían ser considerados como prioritarios”.

Alayón manifestó que, “el eje del neoliberalismo, ligado a la expresión más cruda y degradada del capitalismo como lo es el capitalismo financiero, no prioriza estas cuestiones de los derechos humanos y somos los trabajadores sociales a la inversa, quienes construimos en el sentido de priorizar los derechos sociales de la gente fundamentalmente desde la sensibilidad. Por ello decimos hace mucho tiempo que, el trabajador social que ha perdido la capacidad de dignación y de rebeldía ante los problemas que se verifican a diario en la sociedad, ese trabajador social está más cerca de la estabilidad y de la enajenación que del buen desempeño profesional que nos orienta desde las ciencias sociales, con  el compromiso con las necesidades y la lucha por la preservación de los derechos y el aumento de calidad de vida de los sectores populares, que en este momento están siendo vulnerados de manera extremadamente cruel”.

Con una mirada crítica, el visitante desarrolló que “la reducción de los presupuestos, la reducción de las pensiones a las personas con capacidad, la reducción de los subsidios a los remedios para los jubilados es una crueldad realmente que supera las expectativas pesimistas que muchos teníamos previa a diciembre de 2015”.

Escribir sobre NO al Macrismo desde el Trabajo Social

En la oportunidad, Alayón presentó a los presentes, su último libro cuyo título es No al Macrismo desde el Trabajo Social, “que plantea una serie de señalamientos  críticos a partir de 48 notas y crónicas diversas, analizadas desde una reflexión crítica de lo que está aconteciendo en el país desde la mirada de un trabajador social preocupado y en la perspectiva de tratar de contribuir a comprender mejor estos procesos que fundamentalmente repercuten en la gente con la cual nosotros trabajamos, que son los sectores más desfavorecidos del funcionamiento social”, expresó.

Así como el visitante presentó su posicionamiento, y a partir de una pregunta que le hicieron acerca de si es posible que haya trabajadores sociales que apoyen o simpaticen con el macrismo, manifestó que “el trabajo social es una profesión intrínsecamente ligada a la defensa de los derechos humanos y sociales, de la democracia, y los intereses de los sectores más desfavorecidos de la población. Pero no obstante de eso, hay gente que tiene otra ideología respetable por cierto, no sé si alguien podría estar en condiciones de escribir un libro que dijera Si al Macrismo desde el trabajo social, pero bueno, todo el mundo tiene derecho a echarle mano a la pluma y escribir, y a lo mejor pueden encontrar algunos argumentos. Por cierto creo que no será muy fácil, porque el proyecto macrista implica una propuesta conservadora absolutamente neoliberal, que se opone precisamente los derechos para el conjunto de la población y al funcionamiento democrático. Porque las noticias que lo atraviesan son: los niveles de desempleos, despidos, pérdida de derechos, acciones que cuestionan la esencia misma de la democracia”.

Norberto Alayón es un licenciado en Trabajo Social, nacido en Buenos Aires el 31 de marzo de 1945. Profesor Consulto Titular de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, Argentina. Vicedecano de dicha Facultad en el período 1998-2002.

Autor de varios libros sobre Trabajo Social y sobre Derechos de la Infancia. Su principal texto es "Asistencia y Asistencialismo - ¿Pobres controlados o erradicación de la pobreza?" (Editorial Lumen-Hvmanitas), traducido también al portugués (Editorial Cortez, Sao Paulo).

Fue Profesor Titular de la UNNE, de la UNAM, y de la UNCPBA. Coordinador Académico del CELATS (Centro Latinoamericano de Trabajo Social), organismo académico de ALAETS (Asociación Latinoamericana de Escuelas de Trabajo Social), con sede en Lima (Perú), desde 1979 a 1982.

Fundador y Director del Centro de Estudios e Investigación en Trabajo Social-CEITS (1987-1997). Además de la docencia, su ejercicio profesional se desarrolló en los ámbitos de promoción comunitaria, vivienda, municipalidad, hospital psiquiátrico y tribunal de menores. Conferencista nacional e internacional en numerosos Congresos profesionales.

En 1975 fue candidato a gobernador de la Provincia de Misiones (Argentina), por el Frente de Izquierda Popular (FIP).