Moteles volvieron a funcionar, aunque con varios inconvenientes

ECONOMÍA 12 de agosto de 2020 Por redaccion
El sábado 8 de agosto se inició la segunda fase del Plan de Desescalada del Chaco, con habilitaciones de varias actividades, entre las cuales se permitió la reapertura de hoteles y moteles en la ciudad capital.
DSC_5385
foto Edgar Aguirre

Esta fase tiene vigencia, según la programación, hasta el 21 de agosto. Este plazo podrá ser modificado conforme la evolución de los indicadores sanitarios. En orden al Decreto Provincial 896/20, Chaco pasó de la fase de Aislamiento Social Preventivo Obligatorio (ASPO) a la de Distanciamiento Social Preventivo Obligatorio (DISPO).

Tras la reapertura del pasado sábado, un propietario de moteles ubicados a la vera de la ruta nacional 11, en Resistencia, detalló varios inconvenientes que enfrentan para el funcionamiento.

Se trata de Alejandro Buyatti, quien relató: “Abrimos el sábado y de a poco se va reactivando la actividad. Pero nos perjudica mucho la obra de la autovía y además que durante la semana ya hubo varios piquetes”.

Por otra parte, destacó los esfuerzos para cumplir los protocolos para la actividad con normas estrictas de higiene: “Todas las habitaciones tienen alcohol, alfombra sanitizante, las toallas van embolsadas y los sanitarios tienen un protocolo especial de desinfección”, repasó.

Asimismo, el empresario sostuvo: “Son moteles grandes y con muchas habitaciones. Por eso, luego de cada uso, podemos disponer que cada habitación permanezca sin uso hasta el día siguiente”.

El decreto vigente establece que hoteles, moteles, alojamientos, residenciales podrán alojar a cualquier requirente o huésped con habilitación de su capacidad hasta un máximo del 50% de la superficie y capacidad total de alojamiento. No se permite el uso de espacios comunes.

AGENCIA FOCO 

Te puede interesar