Comenzó el juicio al exsenador y exgobernador de Tucumán José Alperovich

José Alperovich. Está acusado de haber abusado sexualmente de su sobrina cuando era su asistente en el Senado. "Las pruebas van a decir la verdad", le dijo Alperovich.

06 de febrero de 2024 redacción redacción
José Alperovich

Con la declaración del imputado y la víctima, comenzó el juicio al exgobernador y senador tucumano José Alperovich (68) por nueve hechos de abuso sexual agravado contra una sobrina y colaboradora que al momento de los hechos, entre 2017 y 2018, tenía 28 años, un acontecimiento que Ni Una Menos (NUM) Tucumán calificó como "un hito en la búsqueda de justicia ante la violencia impune por parte de los varones poderosos de la política".

Desde el banquillo de los acusados, el empresario, exsenador y tres veces gobernador de Tucumán afronta una acusación por tres casos de abuso sexual --dos de ellos en grado de tentativa-- y seis de violencia sexual agravada por acceso carnal.

La acusación fiscal también considera que los hechos configuran un caso de "sometimiento gravemente ultrajante, en razón de las circunstancias de realización y la duración en el tiempo de las agresiones sexuales que debió soportar la damnificada" y que la hicieron renunciar a su trabajo a fines de mayo de 2019.

El juicio se lleva adelante en el Tribunal Oral en lo Criminal 29, a cargo del juez José María Ramos Padilla ante quien está previsto que desfilen más de 80 testigos durante las audiencias testimoniales que se realizarán a razón de una por semana y que se prolongarán por lo menos hasta julio.

 
NUM Tucumán expresó su "apoyo a la denunciante que ha superado todos los obstáculos y dilaciones que se presentaron en su búsqueda de justicia" e instó y exigió "al Poder Judicial argentino a actuar con la debida diligencia en casos de violencia de género, evitando la revictimización constante de esta valiente joven".


Durante la audiencia inaugural se leyeron las acusaciones tanto de la querella como de la Fiscalía, que fueron coincidentes casi punto por punto, tras lo cual el juez Ramos Padilla le ofreció la palabra al acusado que, como tal, puede hacer uso de ella en cualquier momento del proceso. "Todos dirán lo mismo, pero yo quiero decirle señor juez que tengo 68 años, 11 nietos, cuatro hijos... y quiero la verdad, quiero la verdad porque esto me mató", dijo Alperovich en una breve intervención donde aclaró que "por consejo de los abogados" va a prestar declaración "al final". "Con todo el respeto que le tengo al Poder Judicial, porque me ajusto a la Justicia, quiero la verdad y le pido que preste atención, señor juez, a todas las pruebas, porque en las pruebas está la verdad".

Lo más visto