Viralizaron sus videos porno, logró una condena para su ex y hoy vende contenido erótico

SOCIEDAD 18 de enero de 2023 Por redaccion
Ante las críticas, Paula Sánchez Frega defiende su nuevo trabajo: "Ahora soy yo la que decide qué mostrar".
NXKJ4R5AWJGBRMXVOBJIH4LSBA

La historia de Paula Sánchez Frega está en los libros de jurisprudencia argentina, porque su caso fue uno de los primeros que fue juzgado como "pornovenganza". Su ex pareja, el tatuador Patricio Pioli, fue condenado por la viralización de un video íntimo sin su consentimiento.

Y la vida de Paula dio un giro inesperado. Ahora es ella la que vende contenido erótico, según contó al sitio Infobae.
Ante las críticas, defiende su trabajo. “Acá soy yo la que decide qué mostrar. Esto es una elección mía y es algo consentido. No tiene nada que ver con lo que me pasó. No es lo mismo. Para mí hacer esto es algo superador. Yo la pasé muy mal y pude transformarlo en algo positivo”, explica.

“A la gente que se sorprende porque vendo contenido le digo que no vi la misma sorpresa cuando una persona difundió material íntimo que estaba reservado al ámbito de la privacidad y lo compartió con toda una sociedad, la misma que en complicidad ayudó a que llegara a cantidades de personas indeterminadas. En ese entonces no importaba el costo del daño que generaba a una persona. Ahora quizás molesta más que el costo sea económico a mi favor”.

"Me puse como meta recaudar $8 millones para mudarme, porque sigo viviendo en el ‘departamento del horror’, y ya llevo recaudado casi el 20%”, contó Paula, en referencia al lugar en donde había sucedido el abuso. Pioli fue condenado por los delitos de coacción y lesiones leves calificadas, en junio de 2021.

Te puede interesar