Sameep trabaja para que las familias del barrio La Ilusión cuenten con agua potable

CHACO 11 de febrero de 2021 Por redaccion
A través del Departamento Obras, la empresa SAMEEP inició la extensión de redes de agua potable en el barrio La Ilusión de Resistencia, en Av. Urquiza al 3000, beneficiando a 200 familias que, con las nuevas conexiones, podrán contar con el servicio de agua potable en sus hogares.
WhatsApp Image 2021-02-11 at 09.09.07 (1)

El presidente de Sameep, Pablo Sánchez, visitó el barrio para constatar el inicio del operativo y remarcó el compromiso de la empresa de gestionar obras para cumplir con la meta de universalizar el servicio de agua, sobre todo en zonas que durante mucho tiempo fueron postergadas. 

“Desde el Directorio apoyamos plenamente los proyectos y acciones que aseguren que las familias chaqueñas puedan contar con este recurso vital”, sostuvo Sánchez y agregó “pretendemos que el agua no sea una mercancía, sino que sea un derecho humano y para eso necesitamos que los barrios y los vecinos tengan una participación activa y directa en el cuidado del agua. Ellos saben lo que cuesta, tomaron conciencia del valor que tiene y lo importante que es contar con ella. Así lo vimos en los recorridos habituales que tenemos. Estuve en el Ex Zampa II y la necesidad que tienen de acceder al servicio es extrema. Por todo eso nuestro compromiso es el de regularizar la situación y darle sostenibilidad al sistema”, finalizó.

Un pedido de vieja data

Los vecinos de este barrio en la zona sur de Resistencia esperan la realización de esta obra que consiste en la extensión de más de 2200 metros de cañería de PVC de 75 mm y 54 mm de diámetro y la instalación de 200 conexiones domiciliarias hace más de 9 años. Esperan con ansias la concreción, ya que es algo por lo que luchan hace tiempo y que, luego de su finalización, brindará  acceso directo a la red desde sus domicilios.

Marcelo Cáceres, referente del barrio, explicó las necesidades que tienen desde que se asentaron en la zona: “Es la primera vez que un funcionario asiste a nuestro barrio a ayudarnos con algo. Hace 9 años que estamos esperando que nos den agua potable para poder mejorar la calidad de vida de los vecinos. Sacamos agua de una manguera que hay a 200 metros del barrio, después de muchísimas notas presentadas  por fin vamos a poder tener agua en la canilla”. Y concluyó: “Por eso quiero agradecer al presidente Pablo Sánchez que fue el único que escuchó nuestro pedido, después de mucho tiempo”.

Te puede interesar